Vitamina E un Escudo Natural

Miércoles, 17 Septiembre   

En los últimos años la vitamina E ha estado en boca de todos, tanto que consumirla parece una moda. Investigadores médicos creen que ayuda en la prevención de enfermedades degenerativas entre los que se cuentan cáncer, artritis, arterosclerosis y Alzheimer.

Se trata de un elemento de alto valor saludable y por ello la Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de 30 miligramos diarios de vitamina E, que puede adquirirse comiendo semillas oleaginosas —de las que se obtienen los aceites comestibles—, verduras de hoja verde oscuro, pistaches y germen de trigo, entre otras cosas.

Según especialistas en nutrición una dieta alta en grasas y los alimentos con alta concentración de conservadores son detonadores de la liberación de radicales. Y consideran que la vitamina E es un escudo natural, pues no es tóxica y se desecha con la orina. Un apunte médico indica que quienes ingieren hierro por prescripción de un doctor, no deben tomar la vitamina, pues es destruida por el mineral.

De acuerdo con diversos estudios, algunos males degenerativos tienen como origen el fenómeno natural de oxidación, que es producido en las células del cuerpo humano por sustancias tóxicas conocidas como radicales libres. Todo se debe a un proceso inevitable: el oxígeno, parte importante en la vida de los humanos, puede ser altamente nocivo, ya que su molécula tiene electrones no “apareados”, que tienden a formar enlaces con los átomos que los rodean, dejando radicales libres e iniciando la oxidación.