lunes, 10 diciembre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Salud Mental E-mail

 

La salud mental es un concepto que se refiere al bienestar emocional y psicológico del individuo.


saludSegún la OMS, no hay una definición oficial de salud mental, Las diferencias culturales, evaluaciones subjetivas, y la competición de teorías profesionales, hacen difícil definir "la salud mental". En general, la mayor parte de expertos convienen que la salud mental y las enfermedades mentales no son contrarias. En otras palabras, la ausencia de un desorden mental reconocido, no es necesariamente un indicador de contar con salud mental.  El orden no es algo natural, pues se requiere un esfuerzo para poder mantenerlo, este esfuerzo se traduce en energía y gastamos inmensas cantidades de ésta en sostenerlo.


Es posible que nuestro horror al caos provenga de la intuición de que el regreso a la naturaleza es inevitable. Naturaleza vista como reino de lo desconocido, del caos, donde todo es parte de todo, donde las diferencias se pierden en las tramas de relaciones naturales entre los seres vivos y muertos. Esto responde al miedo a perder nuestra particularidad, nuestra diferencia del resto de la vida. Nosotros, los seres privilegiados tememos al caos por que nos convierte en seres comunes y nos despoja de nuestro ilusorio reinado sustentado en la racionalidad.


En nuestra naturaleza existencial, sabemos que nuestra presencia en el mundo depende de factores que para nosotros son incontrolables, somos hijos del desconocimiento que nos aterra " cuanto existe me inquieta, desde el más diminuto mosquito hasta los misterios de la religión; todo se me hace inexplicable, misterioso, y yo mismo sobre todo".


La diferencia entre ambas situaciones es que en la primera se requirió energía, esfuerzo. En cambio en la segunda sólo basto tiempo para que la naturaleza quisiera apropiarse una vez más de lo que siempre le ha pertenecido. No obstante, nos las hemos arreglado bien. Hemos huido aunque escasamente del demonio del caos que obstinadamente nos pisa los talones. Hoy, como dije en un principio resalta el orden artificial y precario que costosamente hemos mantenido, este nos a sido impuesto por mecanismos sociales controladores y ha sido legitimado por la introyección de valores determinados dentro de los cuales se evalúa ese orden como algo indispensable para una adecuada convivencia.


A partir del conocimiento de este tipo de relaciones y su orden implícito podríamos hablar ya de sistemas sociales, o más bien dicho sistemas de función social. Donde interactúan individuos en diversas situaciones motivados por la búsqueda de gratificación y regulados por ideas, creencias, valores y normas que en sí no tienen otra cualidad que la de ser reguladores del sistema.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos